Infección por Coronavirus SarsCov2, La Importancia de las Mutaciones, Los Anticuerpos y el Programa de Vacunación.

por | Mar 26, 2021 | Sin categoría

La ONU considera una población estimada de 659 millones de habitantes para América latina en 2019, con un aumento progresivo de la esperanza de vida en muchos países en vías de desarrollo y con una constante en los valores de natalidad.  

Las infecciones respiratorias presentan una de las causas más frecuentes de enfermedades infecciosas en la población mundial como lo ha referido la OMS, sin embargo, para América latina su comportamiento estacional repercute directamente en morbilidad y mortalidad en especial en menores de 5 años, donde virus como influenza A H2N3, H1N1, parainfluenzae, Sincitial respiratorio, adenovirus juegan un papel fundamental en los picos registrados en países como Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y centro américa.

El asociado creciente número de personas mayores de 65 años con enfermedad pulmonar obstructiva crónica y neumopatia por consumo de cigarrillo, son factores directamente relacionados con la mayor incidencia de infección respiratoria aguda en esta población. 

Los coronavirus son virus que son endémicos en muchas regiones de Latinoamérica, se han identificado el CoV 229E, el CoV OC43, NL 63, HKU1 los cuales registran episodios leves a moderados de infección respiratoria.  

Sin embrago en la mayoría de los casos se requiere de huéspedes intermediarios que facilitan que este tipo de virus pueda afectar al ser humano, y vemos como para Sars CoV 1 la civeta juega un papel fundamental en esta adaptación, por otro lado, para Mers CoV el camello se identifica como animal intermediario y para Sars CoV 2 el identificado posiblemente es el pangolín. Al analizar estas características vemos que las condiciones en las cuales los virus determinan intercambio o modificaciones en su material genopico es un fenómeno frecuente, sin embargo las similitud del genoma del Sars CoV 2  de más del 96% con el RaTG13 del murciélago posiblemente generó una serie de mutaciones en los genes estructurales entre ellos la proteína S, generando cierta afinidad por los receptores ACE2, configurando una modificación en la S1/S2 de dicha proteína llevando a que el mismo sea muchos más adherente a este receptor generando la respuesta y cascada inmune generado por el ser humano frente a Sars CoV 2.

Aunque la diseminación del virus ha permitido identificar las variantes que se han presentado en diferentes partes del mundo, el virus no presenta una alta tasa de mutaciones, presentando dentro de su genoma una endoribonucleasa que limita estas expresiones, pero si la alta afinidad del sitio conocido como RBD (dominio de unión al receptor) de la proteína S llevan al reconocimiento del receptor ACE2 y esto es fundamental en el reconocimiento de los anticuerpos neutralizantes frente al mismo, al igual que RBM de la célula diana.  

Ahora bien, estas variaciones generadas por el virus que conocemos como secuencias polibasicas que al entrar en contacto con las células del ser humano presenta una mayor adhesión al ECA2. Pero finalmente la acumulación de las mutaciones en la proteína genera la presencia de variantes del mismo, como lo evidenciamos en la actualidad.

Esto es fundamental ya que la proteína S la cual presenta dos subunidades S1 la cual es externa y la S2 que es transmembrana permite que se generen anticuerpos neutralizantes Nab, estos anticuerpos que hacen parte de la inmunidad innata mediada por linfocitos B, permite la unión a la S1 llevando a la pérdida de la actividad biológica del virus.

En Sars CoV 2 este tipo de anticuerpos es fundamental frente a los programas de vacunación, como será comentado más adelante. Sin embrago es claro establecer que las mutaciones asociadas a Sars Cov 2 frente a la pobre actividad de corrección de los errores en los nucleótidos ha generado la presencia de variantes que hemos conocido con una mayor implicación clínica en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil que es la presencia de estas mutaciones acumuladas para la primera variante de 17 mutaciones, generando linajes y al permitir la expresión fenotípica de las mismas encontramos la presencia de cepas con variabilidad frente a su comportamiento, transmisibilidad y generación de anticuerpos neutralizantes. 

En el momento dentro de las variantes de interés se encuentra la B.1.1.7 reconocida en el Reino Unido en septiembre del 2020, la B. 1. 351 reconocida en octubre 2020 en Sudáfrica y la variante P.1. reconocida en Brasil, principalmente por sus características de mayor transmisibilidad, incremento de severidad y menor respuesta a vacunación, y potencialmente de reinfección. 

Es así que como la base mundial GISAID publica y actualiza de manera diaria la identificación de más de 700 mil reportes de secuencias de virus respiratorios, se han identificado en las tres variantes Sars CoV 2 la presencia de la mutación D614G, la cual 

apareció meses después de iniciada la pandemia y generalizada a nivel mundial es preocupante la presencia de la mutación N501Y igualmente en las 3 variantes, sin embargo la variante del reino Unido presenta la delecion en la posición 69/70 y la P681H esta última identificada en una mayor presencia de carga viral en los pacientes infectados, la presencia en la variante de Brasil y de Sudáfrica la E484K que genera características específicas en sus transmisibilidad. 

Y como se demuestra en la publicación del 9 de marzo de 2021 en BMJ donde se identifica un aumento en mortalidad de los pacientes infectados con Sars CoV 2 con la cepa B.1.1.7 generándose una alarma en las medidas epidemiológicas de prevención, de vacunación y de seguimiento frente a la inmunidad. 

“La vacuna no protege para la infección, protege para la enfermedad”

Y este concepto es fundamental ya que el seguimiento a estas variantes, y la seguridad de las vacunas dependerá de los diferentes estudios que evidencien protección frente a las mismas, la generación de NAb fortalecerá la ausencia de enfermedad activa y su presencia es necesaria frente a la protección de los programas de vacunacion.

Vemos como en el estudio de Nature por Collier et colbs. del 11 de marzo del 2021 Pfizer y su vacuna presenta un excelente comportamiento frente a la generación de anticuerpos superior al 95% fortaleciéndose aún más en la segunda dosis. 

Ahora bien, la posición 484 en la proteína S se convierte en una pieza fundamental ya que ella participa en un proceso de identificación de anticuerpos neutralización y la presencia de esta mutación E484K genera la perdida de los mismos, la cual se identificó en la cepa de Brasil y de Sudáfrica.

Kai WU y colaboradores en una publicación reciente muestran como las mutaciones presentadas en pseudovirus con el seguimiento a anticuerpos de la vacuna de Moderna, mostro inmunidad frente a la variante de Sudáfrica y del Reino Unido, pero frente a la primera se evidencio un leve descenso de los mimos en el seguimiento planteándose la posibilidad de requerir un tercer refuerzo. 

Pfizer muestra como la respuesta de anticuerpos neutralizantes frente a la variante sudafricana se da en un 65%. Mientras que la de Oxford fue tan solo del 20%.

Y es de gran preocupación el comportamiento de la variante P1 ya que en la publicación de Souza y Colb. Se demostró la ausencia de anticuerpos frente a la proteína S. Y desafortunadamente en los ensayos de neutralización se ha visto la pobre respuesta de anticuerpos en los pacientes de Manaos vacunados con Sinovac generándose una alerta frente a la ausencia de los mismos mostrado en los estudios de Souza.

Al parecer el camino que nos espera frente a lograr controlar el virus es aun incierto, hemos conocido progresivamente información de sus características y comportamiento que nos han enseñado que debemos hacer, sin embrago fortalecer los programas de vacunación, analizar la necesidad de titular anticuerpos, y mantener las medidas epidemiológicas de prevención en la trasmisión deben mantenerse en el 2021.

La dinámica de este virus respiratorio debe de enfocar esfuerzos enormes en salud publica en el mundo y generar estrategias de responsabilidad frente a la prevención de cepas multiresistentes. 

por | Mar 26, 2021 | Sin categoría

0 comentarios

;