Comunicarse por WhatsApp

Hemólisis, ¿cómo evitarla?

por | May 11, 2021 | Sin categoría

Dr. Luzmila Vargas

ISO 8655 – 6 Calibración de pipetas automáticas

RECOMENDADOS PARA TILa calibración de las pipetas se realiza utilizando procedimientos completamente estandarizados y cuya elección depende principalmente del volumen de las muestras obtenidas para efectuar la calibración. Mientras más pequeño sea el volumen, más...

Rutinas de mantenimiento para pipetas automáticas

La falta de limpieza y mantenimiento de los instrumentos volumétricos accionados por pistón es una de las principales fuentes de error en su uso. Una limpieza y mantenimiento periódico puede reducir significativamente la tasa de error de las pipetas. Los fallos de...

Medición correcta con una pipeta automática

Las pipetas son dispositivos que se utilizan para medir o transvasar pequeños volúmenes de líquido de un recipiente a otro, con gran exactitud. Las pipetas tienen gran diversidad de modelos. Inicialmente, se fabricaron en vidrio; en la actualidad, existe una amplia...

Estrategias de Control de Calidad en el Área de Bioquímica. Evaluación del Impacto Clínico y Estadístico.

El objetivo del control de calidad es impactar positivamente la seguridad del paciente fundamentado en dos pilares, el primero, el control de calidad nos permite detectar el error clínicamente significativo y el segundo, el control de calidad nos permite generar...

SARS-CoV-2 UTAB FS: Determinación de Anticuerpos Totales frente al Virus del SARS-CoV-2. Una opción para evaluar la eficacia de las Vacunas frente al COVID 19

La prueba de anticuerpos totales de aplicación universal, denominada SARS-CoV-2 UTAB FS (UTAB = Universal Total AntiBody, Anticuerpos Universales Totales), permite la determinación cuantitativa de anticuerpos totales (IgM e IgG), este ensayo inmunoturbidimétrico...

Sistema de Limpieza de Lípidos: Una solución al desafío de muestras lipémicas en el Laboratorio.

La interferencia analítica es una desviación del valor real del analito causada por la presencia de alguna sustancia endógena o exógena. En el entorno del laboratorio clínico, las interferencias pueden ser una fuente importante de errores con el potencial de causar...

Fase Preanalítica

La calidad en el laboratorio debe ser definida como la garantía de que todos y cada uno de los pasos del proceso total de ensayo son correctamente desarrollados para una excelente toma de decisiones y una atención eficiente para el paciente. La calidad en el...

Equipos para visualizar venas difíciles

Uno de los 10 correctos que se deben aplicar en el laboratorio clínico durante la fase pre analítica, es la correcta toma de muestra. Esto incluye la correcta selección de la vena, condición que se dificulta en aquellos pacientes que sufren obesidad, cáncer, pacientes...

Hemólisis, ¿cómo evitarla?

Definición. pérdida de la integridad de la membrana de los eritrocitos y la consecuente liberación de su contenido intracelular, principalmente hemoglobina. La hemólisis es reconocida como uno de los errores preanalíticos con mayor prevalencia en el ámbito...

Orden de llenado de los tubos para muestras sanguíneas con sistema de llenado al vacío

El sistema de extracción de sangre al vacío fue desarrollado en 1947 por Joseph Kleiner. Este consiste en extraer sangre venosa mediante el vacío que existe dentro de los tubos de recolección. Estos son tubos de vidrio o de plástico PET al vacío, con un tapón de...

Definición. pérdida de la integridad de la membrana de los eritrocitos y la consecuente liberación de su contenido intracelular, principalmente hemoglobina. La hemólisis es reconocida como uno de los errores preanalíticos con mayor prevalencia en el ámbito hospitalario.

La hemólisis se hace detectable luego de la centrifugación de la muestra. Visualmente, se define como la concentración de hemoglobina libre, superior a 30 – 50 mg/ dL, confiriendo un color rojo visible en el suero o plasma, debido a los eritrocitos que se han lisado.

    La hemólisis observada en una muestra puede provenir bien sea, de procesos autoinmunes que causan hemólisis in vivo, o por errores sucedidos durante la toma de muestras; por esto se hace necesario diferenciar el origen de dicha hemólisis. Diversos estudios han demostrado que el 97% de los casos se produce por causa de prácticas incorrectas durante la fase preanalítica.

    Cuando existe hemólisis in vivo se debe reportar aquellos parámetros que no resulten afectados por la interferencia provocada por la hemoglobina, información que se encuentra en el inserto de cada una de las pruebas. De igual forma es muy importante conocer la impresión diagnóstica del médico solicitante, ya que con estos elementos de juicio se pueden reducir los falsos rechazos y mejorar la seguridad del paciente.

    El control de calidad interno debe basarse fundamentalmente en la identificación de riesgos, detección sistemática de errores y establecimiento de indicadores, como por ejemplo el porcentaje de muestras hemolizadas durante un determinado periodo de tiempo, con lo cual será posible medir la eficacia de las acciones de mejora que se implementen.

    Existen diversas causas que pueden originar hemólisis de una muestra. Entre ellos están:

    • Dependientes del paciente: Venas frágiles.
    • Condiciones ambientales: Alteraciones en la temperatura de transporte, según el tipo de muestra.
    • Dependientes del flebotomista: Fallas en la capacitación, falta de competencias para la toma de venas difíciles, no seguir los protocolos establecidos.

    Los funcionarios encargados de la toma de muestra pueden cometer diversas faltas en el seguimiento de los manuales aprobados, entre las que encontramos:

    1. Uso de catéteres para recolectar muestras de laboratorio pese a estar prohibido y es una de las causas más comunes que provocan hemólisis a nivel hospitalario.
    2. Calibre de la aguja: el uso de agujas de grueso calibre (< 21G) puede producir hemólisis al permitir que una gran cantidad de sangre entre repentinamente al tubo, con una gran fuerza. De manera semejante, el empleo de agujas demasiado finas puede causar hemólisis al forzar el flujo de sangre con gran fuerza a través de una abertura muy estrecha.
    3. Punción con jeringa y trasvase a un tubo con vacío: trasvasar a un tubo con la aguja de la jeringa produce hasta 4 veces más hemólisis. Esto se debe a la fricción en la aguja, por causa de una excesiva presión sobre el émbolo durante la extracción que genera flujo turbulento.
    4. Lugar de la punción: la punción en mano o antebrazo aumenta la incidencia de hemólisis más de 3 veces.
    5. Tiempo de aplicación del torniquete: El torniquete debe mantenerse 1 minuto como máximo, debido a que puede provocar el aumento de presión venosa y hemoconcentración en la muestra.
    6. No esperar a que el alcohol, utilizado para desinfectar el área de punción, se evapore.
    7. Punción traumática: realizar una punción a través de hematomas puede contaminar la muestra con la hemoglobina liberada por los tejidos. La dificultad en canalizar la vena o el desgarro de esta son complicaciones de la venopunción que producen deterioro de la muestra. Por otra parte, la punción capilar siempre supone un trauma, especialmente si se masajea la zona para flujo sanguíneo.
    8. Vacío incompleto: los tubos de vacío deben llenarse completamente para eliminar la presión negativa en su interior, por lo que si el llenado es incompleto las muestras se hemolizan con mayor frecuencia, especialmente durante el transporte o centrifugación.
    9. Mezclado: todos los tubos con aditivos deben mezclarse después de su obtención para asegurar una correcta homogenización del aditivo (anticoagulante o procoagulante). Los fabricantes recomiendan el número de inversiones para cada tipo de tubo. El movimiento debe ser suave y los tubos de suero deben reposar posteriormente hasta su coagulación completa.
    10. Tiempo entre la toma de muestra y su centrifugación: si el tiempo es menor al indicado no sucede la retracción del coágulo. Sin embargo, dejar las muestras sin centrifugar por largo espacio de tiempo, produce alteraciones en la misma, puesto que las células continúan su metabolismo utilizando la glucosa y el oxígeno lo que ocasiona rompimiento de la membrana celular de los eritrocitos, con la consecuente hemólisis.
    11. Temperatura de centrifugación: La centrifugación en frío produce la aparición de hemólisis, por lo que solo debe utilizarse para las determinaciones que así lo requieran.
    12. Fuerza centrífuga: los tubos deben centrifugarse según las indicaciones del fabricante para conseguir una separación adecuada, especialmente cuando se utilizan barreras de gel. Debe establecerse la fuerza y el tiempo adecuados para evitar la hemólisis.
    13. Recentrifugación: nunca debe recentrifugarse una muestra, ya que se produce el ascenso del suero retenido en el paquete celular, junto con un aumento del potasio en la muestra.

    Durante el transporte hasta el laboratorio para su procesamiento se deben asegurar las condiciones de bioseguridad y evitar la agitación de las muestras y cambios bruscos de temperatura que podrían ser causa de hemólisis. Esto podría impedirse si se transportan las muestras de suero ya centrifugadas, desde su lugar de origen.

    Existen varias opciones para determinar el nivel de hemólisis en una muestra:

    La detección visual de la hemólisis es subjetiva y además puede fallar cuando existen bajos niveles de hemólisis, por tanto, es poco fiable ya que puede sobre o subestimar la prevalencia real de muestras hemolizadas. Asimismo, la concentración elevada de bilirrubina puede afectar la capacidad de detectar la hemólisis mediante inspección visual y dar lugar a una subestimación de la hemólisis en muestras neonatales, donde la concentración de bilirrubina elevada es común.

    Algunos de los módulos de clasificación preanalítica y de los analizadores automatizados de laboratorio ofrecen la posibilidad de detectar sistemáticamente los “índices séricos”, los cuales incluyen hemólisis, ictericia o turbidez en la muestra. Esto permite la estandarización del procedimiento y la obtención del índice de hemólisis (IH). IH es un cálculo, basado en mediciones de absorbancia, realizadas en suero o plasma a diferentes longitudes de onda, proporcionando una estimación semicuantitativa de la hemólisis en la muestra.

    Bibliografía

    Gómez R. Hemólisis en las muestras para diagnóstico. Rev. Lab. Clin. 2009; 2(4):185–195

    Itziar Marzana Sanz , Mercedes Ibarz Escuer, María Antonia Llopis Diaz, Nuria Barba Meseguer, María Jesús Alsina Kirchner, Débora Martínez Espartosa, Montserrat Ventura Alemany, Isabel Garcia del Pino Castro, Marta Segovia Amaro, Juan José Puente Lanzarote, Josep María Bauça Roselló, Andrea Caballero Garralda, Carolina Gómez Gómez, Ana García Alvarez, Virtudes Álvarez Funes, Ruben Gomez-Rioja. Comisión de Calidad Extraanalítica de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML). Recomendaciones para el diseño e implementación de un programa de aseguramiento de la calidad de la fase preanalítica. Vol. 12. Núm. 4. páginas e54-e65 (Octubre – Diciembre 2019). DOI: 10.1016/j.labcli.2019.01.003 consultado 10/05/2021.


    Olaia Rodríguez Fragaa, Xavier Navarro Segarrab, Amparo Galán Ortegaa, Fernando Rodríguez Cantalejob, Rubén Gómez Riojac, Laura Altimira Querala, María Ángeles Juncos Tobarraa, María José Alcaide Martína, Isabel García del Pinoc, Paloma Oliver Sáezb, Monserrat Ventura Alemanyc, Luis García de Guadiana Romualdo. Recomendaciones para el diseño e implementación de un programa de aseguramiento de la calidad de la fase preanalítica. Vol. 12. Núm. 4. páginas e54-e65 (octubre – diciembre 2019) DOI: 10.1016/j.labcli.2019.01.003 consultado 10/05/2021.

    por | May 11, 2021 | Sin categoría

    0 comentarios

    ;